Dolores de parto...

Publicado en por eve

 untitled.jpg
 Caminar en justicia y santidad es el  
  “peaje”   
 que pagamos por recibir la corona de vida que  
 Dios ha prometido a los que le aman.  
  Hablo de vida sobrenatural , vida que e  
 nvuelve tu alma y espíritu en paz,  
 vida que te permite estar despierto a l  
 os pequeños detalles de Dios,  
 vida que sopla amor a tu corazón  
 y le enseña a realmente amar.  
 Ese tipo de vida es a la que hemos sido llamados,  
  y no solamente a existir. El camino hacia la verdadera vida es estrecho,  
  por este camino no puede entrar  
  el pecado, duda, ni orgullo.   
 Y es necesario entregar el miedo al avanzar.  
 Este camino es doloroso pues rasgará  
 “tu carne” ,  
  pedazos de tu ser son desprendidos conforme  
 vas avanzando hacia la verdadera vida.  
 Y en muchas ocasiones estos  
 dolores antes del alumbramiento  
  te querrán hacer desistir, pero si te mantienes,  
 comenzarás realmente a vivir. Justo antes de cruzar el umbral de la verdadera vida,  
  justo antes del alumbramiento de tu alma,  
 la carne se revelará  
  y tratará de impedir con todas sus  
  “inútiles fuerzas “  
 de detenerte y robar lo que te pertenece.  
  Justo antes de recibir la corona de vida el enemigo  
 aumentará sus mentiras  
 y tratará de confundir tu mente,  
 solo tienes que recordar que él ya  
 está derrotado y desaparecerá. Si actualmente te encuentras en esta situación  
 dónde llevas avanzado gran parte  
  del camino a la verdadera vida,  
 dónde has decidido crucificar ese pecado en la  
 Cruz del Calvario, dónde has muerto a tu orgullo ,  
  dónde has decidió avanzar sin reservas  
 a la perfecta voluntad de Dios….  
 no te desanimes, porque justo antes del  
 alumbramiento vienen los dolores de parto.  
  No te desanimes,  
  ¿qué acaso no recuerdas que el punto más   
 obscuro de la noche es justo antes de que salga el sol?  Tal vez has estado desanimado porque  
 has recibido ataques de todo tipo ,  
 cuyo único propósito es hacerte desistir y dejar  
 a un lado lo que te pertenece.  
 Quizás estas cansado de hacer  
  lo correcto y no recibir la verdadera  
 vida que tanto anhelas.  
 Y hoy te digo, solo espera un poco más,  
 esa gran dadiva llegará justo a tiempo. Aunque la visión tardará aún por un tiempo,  
 mas se apresura hacia el fin,  
  y no mentirá; aunque tardare, espéralo,  
  porque sin duda vendrá, no tardará.  
  El Señor tu Dios hoy dice:  
  Estoy a tu lado ,  
 aunque pases por el fuego no te quemarás,  
 ni siquiera te chamuscarás.  
 No desistas, y pronto recibirás de mi vida en abundancia. “Bienaventurado el varón que soporta la tentación;   
 porque cuando haya resistido la prueba,   
 recibirá la corona de vida,   
 que Dios ha prometido a los que le aman.”  
 santiago: 1.12  
 “Hijitos míos, por quienes vuelvo  
  a sufrir dolores de parto,   
 hasta que Cristo sea formado en vosotros” Gálatas 4:19 

Etiquetado en Reflexiones

Comentar este post