Carrera

Publicado en por eve

 

CARRERA
«Ustedes saben que, en una carrera, no todos ganan el premio, sino uno solo. Pues nuestra vida como seguidores de Cristo es como una carrera, así que vivamos bien para llevarnos el premio». 

  

1 Corintios 9:24
Traducción en lenguaje actual


Toda carrera tiene un punto de partida, un trayecto a recorrer y una meta por alcanzar. Hay determinadas reglas y un número determinado de competidores que hacen todo lo posible por ser los primeros en llegar y así lograr el premio. La vida puede ser comparada a una carrera. El punto de partida es el nacimiento, el trayecto es la cantidad de años de vida y la meta final – nos guste o no – es el día que el corazón deja de latir. Nacemos, existimos y nos morimos. Así ha sido la vida humana desde que el primer hombre y la primera mujer pisaron este planeta. Pero las definiciones no tienen por qué terminarse ahí. En muchas ocasiones la Biblia se refiere a otro tipo de carrera, una que todos deberíamos correr para alcanzar una vida plena. ¡Es la carrera de una vida nueva en Cristo! Comienza en el momento en que le entregamos nuestra vida a Jesús como Señor y Salvador y experimentamos el nuevo nacimiento y no se detiene cuando muramos. ¡Seguirá por toda la eternidad junto a Dios! Esta carrera tiene un trayecto claro y cuenta con reglas específicas. No se trata de competir con los demás para ser los mejores ni los primeros. Corremos para superarnos a nosotros mismos cada día y para lograr vivir todo lo que Dios quiere para nosotros. Tenemos que estar seguros de dos cosas: que nada nos impida correr con libertad y que nuestra mirada esté fija en la meta. ¡Parecernos cada día más a Jesús! 

H2O: Dios promete ayudarte a correr la carrera de la vida con éxito. Recuérdalo cuando sientas la tentación de “tirar la toalla” y abandonar.
El amigo ama en todo momento; en tiempos de angustia es como un hermano.
Proverbios 17:17

Etiquetado en Reflexiones

Comentar este post